lunes, 15 de febrero de 2016

Galicia: Ourense | FOTO


Vacaciones de verano (publicando en invierno, sí, ya lo sé, es lo que tienen los días de 24 horas nada más) por tierras gallegas, que hacía mucho tiempo pegaban gritos desde las páginas del cuaderno de pendientes. Comenzamos el tour por Ourense.

DESCRIPCIÓN DEL VIAJE:
Salimos de casa una soleada mañana del sábado 1 de agosto. Iniciamos el viaje Pachi, Felipe, Eva y yo como primer destacamento. Berta y Guiller vendrán unos días más tarde a unirse con nosotros.

Trayecto cómodo y rápido desde Logroño hasta Astorga (poco más o menos tres horas y media) que supone un pequeño desvío en nuestro camino pero queríamos aprovechar para conocer la ciudad y de paso comer y descansar un poco.
Dejamos la furgo en la plaza de san Roque y subimos hacia la plaza de España, donde se encuentra el Ayuntamiento y se concentra un buen número de restaurantes con el archirecurrido "Menú peregrino". Viendo el percal de gente que anda ya al acecho de mesa y lo cotizada que está la sombra, decidimos satisfacer primero el estómago y después el afán cultural. Y con esas no sentamos en la terraza del Hotel Astur Plaza, aunque dejamos el "Menú peregrino" para cuando pasemos por aquí haciendo el camino [ENLACE].
Cuando los culos empiezan a quedarse "cuadrados", terminamos el café y vamos a dar un paseo por la ciudad para visitar los puntos más singulares. Así llegamos al Palacio Episcopal, obra de Gaudí la única, junto con la Casa Botines en León y el Capricho en Comillas, que construyó fuera de Cataluña [ENLACE].
De allí nos dirijimos a la Catedral de Santa María, que solo podemos ver por fuera, y seguimos caminando un poco por las calles de Astorga, buscando una carnicería que Felipe conoce de comprar una cecina de esas que tan bien saben hacer por aquí.

Sin mucho más retraso salimos hacia Ourense, aún nos quedan unas 3 horas de carretera y al llegar tenemos que encontrar el camping y montar la tienda. Habíamos reservado sitio en el camping Untes, a unos 10 minutos en coche hacia el Oeste de la ciudad. Nuestra llegada al lugar fue un poco de película: la puerta del camping estaba cerrada y desde fuera se veía la cafetería con papeles cubriendo las ventanas; no se veía ni un alma dentro de las instalaciones. Abrimos la puerta y entramos para echar un vistazo y fuimos bajando por los diferentes "estratos" en que está dividida la zona de acampada sin ver a nadie hasta el último de ellos. Tenía enteramente la pinta de camping fantasma. Si llega a ser de noche, pa' cagarse en los pantalones...
Elegimos una parcela (sin preguntar nada a nadie porque no lo había) y montamos la tienda. Enseguida nos fuimos al centro a dar una vuelta y cenar. Aparcamos frente al Mercado de Abastos justo en el momento en que terminaba una prueba ciclista y caminamos hacia el centro. Nos movimos por la plaza Mayor, la Catedral, la plaza de Santa Eufemia y recorrimos las calles peatonales por donde está toda la vida nocturna de Ourense.
Nos sentamos en una terraza en la trasera de la Catedral y cenamos a base de raciones: pulpo, chopitos, pimientos del padrón,... y nos acercamos a ver un par de termas: la de As Burgas, en el centro, y las de Chavasqueira, aunque no llegamos a probar ninguna.
Y con esto y un bizcocho...

FOTOS DE ASTORGA:

Subiendo las escaleras de la plaza de san Roque, donde dejamos la furgo.

En la plaza de España, con el Ayuntamiento de Astorga detrás.

Parece que Eva quiere cambiar de mochila por una de... ¿400 litros?.

Fachada de la Catedral de Santa María de Astorga.

Palacio episcopal. Una de las tres únicas obras de Gaudí que se encuentran fuera de Cataluña.

FOTOS DE OURENSE:

Montando la tienda en el camping municipal de Ourense.

Entrando en la Plaza Mayor en busca de un sitio donde sentarnos y tomar una cerveza, que ya toca.

Plaza de Santa Eufemia con la iglesia del mismo nombre al fondo.

Ambientillo en la tarde-noche orensana.

Estación Termal As Burgas.