martes, 14 de julio de 2009

Alicante 06/09 (y IV)

Día 3: Alicante - Madrid
Distancia: 421 km // Tiempo: 4:00 h // Consumo: 35 L
Combustible: 31,81 € // Peajes: 0,0 € // Total: 31,81 €
Itinerario VíaMichelín
Para cuando nos levantábamos los peques, mama Isa ya había preparado unas tortillas de patata y unos filetes de pollo para poder comer en la parada técnica que haríamos en Madrid. Incluso había tenido tiempo de planchar y recoger un poco. Parece que para las madres el tiempo pasa más despacio.
Desayunamos con el mar de fondo por última vez (de momento) y comenzamos, remolonamente, a hacer las maletas para emprender la vuelta. A mi no me apetecía pero para Eva, que llevaba 10 días allí, volver era un coñazo soberano.
Para poder llegar a comer a una hora prudente a Madrid, salimos de Alicante, tras recoger a Silvia, a eso de las 11:00 de la mañana. Eva se puso al volante en el primer tramo, saliendo por la A-31 que muere, o nace, a escasos 200 metros del apartamento.
Salió un día muy caluroso y nos obligó a parar para hacer cambio de conductor y poder avituallar, en el mismo punto en el que lo habíamos hecho en el viaje de ida: en La Roda. En esta ocasión en la gasolinera de TAMOIL, que se encuentra una vez pasado el pueblo

A partir de este punto fui conduciendo yo, empezando con un asfalto muy malo, como rayado, que llegaría hasta La Almarcha. Al menos no encontramos tráfico en dirección Madrid ya que la gente aprovecha más el fin de semana y las retenciones se forman hacia la mitad de la tarde.
Encontramos aparcamiento facilmente debajo de casa de Berta y Silvia. Además de dejarlas a ellas en Madrid, los que seguíamos hacia Logroño parábamos a comer. Guste o no, es más cómodo en casa que en la furgo.
Sin tiempo para mucho más, y con idea de no encontrarnos unos de los carriles de la A-1 cortados para dar servicio al tráfico de entrada, salimos hacia las 16:30. Nuevamente Eva se ponía al volante, en un momento duro para ponerse a conducir: la hora de la siesta.
El cambio de conductor definitivo lo hicimos en Boceguillas, unos 25 Km antes de llegar a Aranda de Duero. La circulación era fluida y no me encontraba muy cansado así que el resto del camino lo hice yo.
De Burgos a Logroño cogimos la autopista AP-1, que abandonamos en Pancorbo para continuar el resto del viaje por la nacional N-232 que tantas veces hemos recorrido.


Descarga el viaje en pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.