jueves, 11 de diciembre de 2008

Formigal 08/12/2008 (I)

Aunque no ha sido la primera (ni la segunda) sesión de snowboard del año, sí que ha sido mi desvirgamiento fuera de las pistas riojanas de Valdezcaray.
Como digo ya había tocado nieve, precisamente en ésta estación, el día de puertas abiertas (28 de Noviembre) y ese mismo Domingo (30 de Noviembre). Dos días con nieve muy buena, el primero con mucha gente y el segundo con mucho viento.
Pero por fín, tras 5 años haciendo snow, fuí (fuímos) en busca de nuevas pistas.

DÍA 1: Logroño - Huesca
Distancia: 245 km // Tiempo: 2,5 h // Consumo: 25 L
Combustible: 22,675€ // Peajes: 11,85€ // Total: 34,525€
El sábado por la tarde, rondando las 16:00 recogíamos Eva y yo, a María, Oscar (marido de ésta) y Raquél (hermana de éste). Entre todos llevabamos acopio de víveres para parar un tren.
Nuestro destino primero era Huesca (itinerario Vía Michelín) donde teníamos reservado un apartamento en el Aparthotel Huesca, sito en la mismísima estación de trenes de ADIF. Realmente es un concentrador o Estación Intermodal ya que también se encuentra allí la estación de autobuses.
El apartamento era para 4 personas con dos habitaciones dobles y, para el quinto componente del grupo, había un sofá-cama ya listo para dormir. Nos encontramos con la cocina cerrada con candado, pero enseguida subieron a abrirnos. Nos informaron que el precio era de 116 €, con el suplemento de cocina y sin incluir desayuno. La GRAN pega de esa cocina era la carencia de microhondas, por lo menos en nuestro apartamento.
Echamos un rápido vistazo a la previsión del tiempo para el día siguiente en la estación de esquí, haciendo uso del wi-fi del aparthotel en el portátil, y salimos a comprar un poco de pan y de paso visitar un poco la ciudad.
Subimos por la c/ Zaragoza hasta la plaza de Navarra, donde hierguen el Casino


y el edificio de Hacienda. Seguimos por los Porches de Galicia


y llegamos a la plaza de Lopez Allue, que acogía unos cuantos puestos de la feria. Callejeando por el casco antiguo compramos pan y observamos las bonitas fachadas que poseen las casas por toda la zona, antes de volver al apartamento.
Una cena con lo traído desde casa y una partidita de póquer mientras veíamos perder al Madrid 4-3 contra el Sevilla, son la antesala del momento de ir a la cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.