lunes, 13 de abril de 2009

Casa rural Urederra, Baquedano 04/09 (I)

DÍA 1: Logroño - Baquedano
Distancia: 67 km // Tiempo: 45 min // Consumo: 6 L
Combustible: 5,16€ // Peajes: 0,0€ // Total: 5,16€
Itinerario VíaMichelín
Como siempre, el dejar los preparativos del viaje para el final nos costó, a mí y a los que vinieron conmigo, algún que otro quebradero de cabeza a la hora de comprar. Organizar la compra de la comida de 2 días para 12 personas no es fácil, sobre todo si comen como nosotros... por lo menos sólo había cuatro opiniones.
El resumen de la compra: 375€ en comida y bebida. Mejor que sobre que no que falte.
La salida se hizo en dos tandas debido a los horarios de trabajo de la gente. Los primeros salimos con hora y media de retraso respecto a la planeada inicialmente (las 19:30) con lo que los del segundo grupo realmente llegaron con un lapso de tiempo de una media hora.
El viaje, tras parar a comprar en el centro comercial Las Cañas alguna cosilla que se nos había olvidado, no se hizo nada pesado. Ya era de noche cuando cogíamos la A-12 hacia Pamplona.
Hay que abandonarla a la altura de Estella, entrando en la ciudad y cruzándola, en busca de la NA-718. Circulamos por ella hasta cruzar con la NA-7187 a dos kilómetros escasos de Baquedano, nuestro destino.
La casa rural Urederra

se encuentra exactamente en el kilómetro 2 de ésta vía, subiendo la cuesta que hay a mano derecha, bastante pronunciada ella. La casa en cuestión es la última de la rampa, a la izquierda de la misma.
Al llegar nos impresionó bastante el edificio de nueva construcción (apenas cuenta un año) y, una vez dentro, todo fueron comentarios positivos y halagos a la dueña de la casa, Beatriz. Habitaciones, baños, salones y pasillos muy bien decorados y con todas las comodidades propias de un hotel de 5 estrellas.


Nada más dejar las cosas en las habitaciones, sin deshacer las maletas, y subir toda la comida (que fueron unos cuantos viajes) empezábamos a hacer la cena, rondando las 22:00 de la noche. El menú fue variado y rápido de hacer: un par de empanadas de atún, sendas fuentes de sandwiches y pan tumacas (o Pa amb tomàquet), todo ello casero, y una buena tabla de embutidos varios y cosas de picar, todo ello regado con cerveza, una magnum de Coto, un Lambrusco rosado y refrescos.
En la sobremesa bañada en licores, disfrutamos de los juegos de mesa puestos a disposición de los inquilinos y, los más trasnochadores, acabamos con una partida de Texas Hold'em, que nos llevaría a la cama a eso de las 5:00 de la mañana.


Descarga en pdf


Links de interés:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.