lunes, 23 de abril de 2012

Arista Normal a Urrestei (625m)

Como continuación del curso de crestas que empezamos con la arista E de Peña Alta (enlace a JonyMao Travel), el siguiente paso tenía que ser algo más ambicioso subiendo el nivel de técnica y necesidad de aseguramiento. Por consejo del magnífico guía, David, la actividad elegida fue la vía Normal a Urrestei.


Como lo hacemos en el día, sin pasar noche allí, quedamos temprano con David y con Javi, ya que el viaje nos lleva cerca de hora y media desde Logroño. Poco antes de llegar al destino, paramos en Urkiola, para tener una visión general del objetivo del día desde un mirador que hay muy cerca de la carretera. La vista del macizo del Untzillatx impresiona, pensando en que pronto estaremos encaramados a sus rocas.
El acceso a la base de la vía normal hacia Urrestei se puede emprender por varios puntos. En nuestro caso dejamos la furgo en una pequeño apartado en la carretera BI-623 junto a un edificio (coordenadas). Es habitual también, dejar el vehículo en las proximidades de la cantera de Atxarte y hacer todo el camino ascendente hacia la base.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
En unos 45 minutos nos plantamos en la base de la vía, tras habernos acercado a la zona por donde haremos los rapeles de bajada de la cima. Comemos y bebemos un poco para no tener problemas, y nos colocamos todos los aperos de trabajo. Javi y David harán una cordada y Eva y yo formaremos otra. Intentaremos subir en paralelo para que David pueda ir supervisando todos nuestros movimientos.
El primer largo lo hago yo. Eva prefiere calentar antes de subir de primera. Es un largo de IV, con buenos agarres y algo inclinado, perfecto para meter los seguros sin tener que forzar demasiado. La roca es buena y adherente y puedo hacerlo sin mucha demora, pese a que siempre suelo ser muy miedoso los primeros metros de cada día de escalada.
La R1 se monta perfectamente en una encina que hay en medio de la vía, indentificable sin problemas gracias a la peculiaridad de su tronco dividido en dos. Es un sitio muy apropiado, con suficiente espacio y muy fiable. En cuanto monto toda la instalación, doy el aviso a Eva para que comience a subir.
Aunque se veía nerviosa al principio, sube el largo rapidísimo y sin ningún problema. Solo nota (igual que yo) la diferencia de subir con mochila, lo que cambia mucho los pesos y la posición escalando. Con su llegada a la reunión, cometo el primer error de la jornada (para eso estamos aprendiendo) al tocar su anclaje a la misma. He soltado el mosquetón de su baga para anclarlo en otro punto más cómodo. Pese a la buena voluntad de mi acto, jamas se debe tocar la cuerda y material de otro escalador. Cada uno debe manipular su material para tener plena consciencia de qué se hace y cómo se deja la instalación.
Con el rojo vergüenza subido, aseguro a Eva que va a darse el siguiente largo. Nos viene por delante una largo tramo de arista que combina pasos de II y III y que preferimos hacer a largos en lugar de en ensamble para practicar todo lo que podamos. Así que sale hacia arriba rauda y poniendo seguros cada 4 o 5 metros. La verdad que al final del día demostró que sus seguros quedaban bastante mejor metidos que los mios... tengo que entrenar esto un poco.
Avanzamos lentamente, perdiendo todo el tiempo del mundo. El que va de primero coloca todo el material que puede, intentando variar los sistemas entre friends, fisureros, puentes de roca, troncos, gendarmes,... No se trata de hacer la cresta sino de ver todo lo que podemos hacer en este terreno.
Finalmente llegamos al paso duro de la vía, el que salva los últimos 20 metros de desnivel y que está cotado de V. Es una fisura bastante ancha y levemente desplomada, que se protege con un par de clavos que hay en su base.
Nosotros hemos llegado aquí un poco justos de tiempo si queremos bajar de día, y decidimos que lo mejor es que David salga con las cuerdas y haga el paso hasta arriba. Desde allí nos asegurará a todos: Javi y Eva irán en una cuerda y yo iré por la otra, situado entre ambos.
Todos sudamos en el paso clave. Cambia completamente el grado que veníamos teniendo y es algo feo, a lo que se suma el peso de la mochila que tira hacia atrás. Eva, que además tiene que retirar un fisurero que David ha colocado por precaución, sufre mucho para recuperarlo y acabar el tramo.
Para llegar a la cima del Urrestei y acceder a la zona de rápeles, aún nos queda salvar una travesía por una vira herbosa muy sencilla, pero comprometida y atractiva. No perdemos mucho tiempo en celebraciones, se nos acaba la luz natural y quedan 60 metros de descenso y la vuelta al coche.
La instalación para rapelar está en perfecto estado y comienza en la base del pico cimero. Nosotros, ya que hemos recogido una cuerda para ir ganando tiempo, hacemos el descenso usando las dos instalaciones montadas, con lo que salen 2 rápeles de 30 metros. El primero, más vertical, nos deja algo a la derecha del equipamiento del segundo, con lo que tenemos que destrepar unos metros para llegar a la salida de éste. Dependiendo de las prisas y la valentía de cada uno, se puede hacer un destrepe directo hasta la base obviando el segundo rápel.
Al final, hacemos con muy poca iluminación este tramo y la vuelta al coche es posible gracias a la luz de los frontales. Nuevo día muy bien aprovechado y lleno de cosas interesantes que aprender.


DATOS DE LA RUTA:
  • Distancia: 3,5 km | Arista de 200m
  • Desnivel: 250m
  • Tiempo empleado: 6 h (total, debido a la práctica con cuerdas) | Aprox: 45' | Regreso: 30'
  • Cimas: Urrestei (625 m)
  • Material: Cuerda de 60 m mínimo (rápeles de 30 m). Friends y fisureros medios. Cintas cosidas de varios tamaños.
  • Dificultad: D inf. Primer largo de IV y último de V (se puede hacer por chimenea izquierda de IV+). Resto en tramos de II/III que pueden hacerse en ensamble. Descenso mediante 2 rápeles equipados de 30 m (o rápel de 30 m + destrepe) desde la base de la cima.

CROQUIS:
Ascenso
Descenso

FOTOS DE LA RUTA:

Vista de Untzillatx desde el mirador de Urkiola.

Arista SE a Urrestei al completo, vista desde el mirador de Urkiola.

Preparando el material que nos vamos a llevar.

Vistiéndonos en la base de la vía.

Inicio de la normal a Urrestei. David y yo en el largo de IV.

Javi entrando a la vía.

R1 montada en el tronco de una encina.

Eva en una de las reuniones intermedias que montamos para practicar.

Saliendo de la reunión por una placa tumbada con buenos agarres (II).

Eva y yo escalando a la par en la normal a Urrestei.

Es fácil encontrar agujeros en los que meter seguros y montar reunión.

También pueden montarse sobre gendarmes de roca, previa comprobación de su consistencia.

Y el espacio en ellas es abundante si lo buscas.

Eva avanzando de primera en uno de los largos intermedios.

Yo sigo la ruta que acaba de montar mientras me asegura desde arriba.

Javi y yo de segundos de cordada, tras los pasos de David y Eva.

Javi, David y Eva en la SE a Urrestei.

Eva posando con el banderín de Landher, para presentar la foto al sorteo de material deportivo.

La normal a Urrestei tiene tramos con gran ambiente.

David hacia el paso clave (V/V-) de la SE a Urrestei.

Superando la desplomada fisura que le da dificultad a la vía.

Javi metido en harina y yo iniciando el acercamiento, mientras David nos asegura desde arriba.

Yo superando el paso de V y Javi retratándolo. Se puede ver que resulta algo raro (y feo).

Así se veía desde su posición. Eva, abajo, espera su turno sin saber lo que tendrá que sufrir.

Así se le quedó la cara una vez que se quitó el paso (y la extracción del fisurero) de encima.

El esfuerzo nos obsequia con estas vistas hacia Alluitz.

Pequeña travesía fácil de camino a la cima.

Que nosotros aseguramos desde este fantástico mirador.

Llegamos a la cima con la luz justa para emprender el descenso. Aún no ha acabado la salida.

Pero tener el sol tan bajo nos deja buenas imágenes hacia el Este. ¿Os recuerda a algo la imágen?

Recogiendo la cuerda en la cima, para hacer el rápel con una sola.

Javi al comienzo del primer rápel.

Yo, descendiendo el mismo pero un poco más abajo.


ENTRADAS RELACIONADAS:

7 comentarios:

  1. Hola compañero, seguro que os lo pasasteis de miedo en esta arista, asequible, muy disfrutona y muy buena para iniciarse en esto de meter cacharros.
    un saludo y a por la siguiente

    ResponderEliminar
  2. ¡Grandes,Grandes!... precioso y didáctico reportaje.
    P.D. añadir a la "quincalla" un saca fisureros...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. David, muchas gracias.
    Y tanto que lo pasamos bien, a mí me encantó. Ciertamente es muy buena para comenzar, aunque el paso de V hay que hacerlo con valor. A ver cuándo cae la siguiente.

    CHEBACA, esta es de las que te gustan, nada de parabolts en la pared jajaja.
    No, si sacafisureros ya teníamos jajaja, pero estaba durooo!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que merece la pena hora y media de viaje, a ver cuándo nos animamos nosotros, que tiene una pinta buenísima!!

    ResponderEliminar
  5. Vaya pasada de arista.. que vistas! Aprended mucho que luego os tocará enseñar

    ResponderEliminar
  6. Angel, merece la pena sin lugar a dudas. Se disfruta de principio a fin y, si no vas tan lento como nosotros, en 2 horitas aprox. la tienes hecha. ¡Acércate!

    BlogTecnos, cuando quieras le damos. Previa práctica rocodromera desde luego jajaja. Hablamos.

    Saludos a los dos.

    ResponderEliminar
  7. La arista de urrestei es una de las más gloriosas actividades de Atxarte. Sencilla pero espectacular. Una roca fantástica y la dosis de patio justa para disfrutar. La fisura final tiene un escaqueo por la izquierda que es más aéreo y sencillo. De rapel a rapel puedes ir sin soltarte de la cuerda del primero hasta el tinglado del segundo. Disfrutad!!

    ResponderEliminar

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.