domingo, 26 de enero de 2014

Visitando Berlín | FOTO


El año pasado, durante la primera semana de mayo, estuvimos viendo al primo de Eva y Berta en Braunschweig [ENLACE]. Pero el plato fuerte del viaje sería, sin duda alguna, la capital alemana, Berlín. Allí pasamos tres días intentado recorrer y visitar toda la ciudad.

En la organización del viaje hubo dos decisiones muy acertadas:
  • Alojamiento: una apartamento en el 72 de Ansbacher Straße, con todas las comodidades aunque una sola habitación. Nos repartimos en ésta y el salón para dormir. Pedimos la clave del wi-fi por 3€ al día.
  • Transporte: indiscutible, la bicicleta es perfecta para visitar una ciudad. Más rápida que ir a pie, más interactiva que ir en metro/bus/tren. Las encontramos por unos 7€/día.
Las dos primeras jornadas salimos a dar vueltas por nuestra cuenta con las bicis, visitando los lugares más conocidos y turísticos de la ciudad y el último día lo dedicamos a visitar unos búnkeres de la Guerra Mundial, que nos tocó la guía en inglés.
Salíamos pronto por las mañanas y aprovechábamos toda la jornada visitando edificios y monumentos y pedaleando por calles y parques. Recorrer 20 ó 30 kilómetros de calles, pasando por los lugares más interesantes, pero disfrutando del callejeo durante el trayecto.
Otra cosa muy recomendable es subir al pirulí, la Fernsethurm, la torre de televisión. Desde allí se puede disfrutar una vista aérea de todo Berlín al coste de unos 12,50€. Más barato, pero a menos altura, es acceder al tejado de la Berliner Dorm, la Catedral de Berlín que fue la opción que tomamos nosotros.


FOTOS DE BERLÍN:

Iniciamos el primer día de bici-turismo por Berlín.

Nuestro primer destino: el parque de Tiergarten.

Arquitectura típica de la parte comunista.

El arte en todas sus formas está presente en cada esquina de Berlín.

Tomando una cerveza con vistas al Oberbaumbrücke.

Tuvimos mucha suerte con el clima. Días soleados pero sin mucho calor.

La archi-conocida y super-concurrida Alexanderplatz.

Visible desde toda la ciudad, la Fernsethurm, la torre de televisión.

Si no pruebo un Currywurst no me puedo marchar de Berlín.

Berlin Hauptbahnhof, la estación central de Berlín.

La comida tocaba hacerla por la calle, en este caso en un restaurante italiano.

Un aparcamiento lleno de Trabant.

¿A que no se nota que es su ciudad favorita del planeta? ;)

Entramos y subimos a la Berliner Dorm, para disfrutar las vistas aéreas de la ciudad.


Estamos en uno de los puntos más vivos e interesantes de la ciudad, en plena Unter den Linden.

Viajes en barco por el río Spree.

Friedrichstraße.

Palacio Bellevue, al atardecer.

Llegamos a Postdamer Platz, centro social y turístico de Berlín.

La impresionante cúpula que cubre la plaza.

Vistoso Sony Center en la noche.

A veces también tocaba cenar fuera. En esta ocasión un tailandés... creo.



ENTRADAS RELACIONADAS:

5 comentarios:

  1. Muy buenas las fotos!!! Que buenos recuerdos me trae la ciudad. Más que reocmendable su visita. Y las currywurst!!!! Una guarrada pero bien ricas!

    ResponderEliminar
  2. Que gran reportaje, y que suerte visitar esa ciudad.
    Me gusta muchisimo la foto de los trabant, esta genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Buen reportaje de una ciudad que aún no conozco,de la que he oido hablar muy bien y de sus museos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi mujer le encantaría visitar Berlín, a mi en cambio no es una ciudad que me llame la atención, no se antes visitaría Roma, Praga o Lisboa. Muy buena idea lo de recorrerla en bicicleta, saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola!! Soy Nacho y vivo en Braunschweig, estaba leyendo vuestro blog y he reconocido a David en las fotos jejeje menuda casualidad!! Muy bueno el blog, enhorabuena. Un saludo desde Alemania.

    ResponderEliminar

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.