sábado, 11 de enero de 2014

Intento invernal al Acherito | FOTO


Para terminar el año como debe ser, nos acercamos Tania, Isaac y yo hasta el refugio de Linza, desde donde intentaríamos ascender a la cima del Acherito, que ellos no pudieron coronar el año anterior.


ACCESOS Y PREVIO:
Accedemos al valle del Roncal desde la A-21, viniendo de Pamplona o Jaca. Unos 3 kilómetros después de pasar Isaba, tomamos el desvío hacia el camping de Zuriza y desde allí, tomamos las indicaciones hacia el refugio de Linza.

Nosotros nos acercamos el día 29, para hacer la ascensión el penúltimo día del año. Pasamos lo poco que quedaba de tarde en el refu tomando un caldo y aprovechamos que había mesas libres para cenar allí. No hay problema en hacerlo siempre que se dé prioridad a la gente que esté alojada.
La noche vino fría, ya estaba la carretera helada cuando nos metimos a la furgo. Sacos, calefacción y a dormir.


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
Salimos desde el parking del refugio de Linza, siguiendo el barranco de Petrechema. Como no miramos las señales a la hora de salir, en lugar de ir por el río, nos subimos una lomita con nieve pesada para ir calentando. Isaac se da cuenta del error y nos bajamos de nuevo hacia el fondo del barranco para intentar acceder al otro margen, que se supone que es el correcto.
Inmediatamente comenzamos a ganar altura en dirección al refugio de Acherito, siguiendo el trazado estival. Esto, por un lado, nos permite hacer un alto para comer algo, pero por otro, nos obliga a hacer un largo faldeo a media ladera. La pendiente es considerable y la nieve cambia de estado, pasando de muy blanda a dura por momentos. Este “atajo” nos provoca un retraso de una hora, aparte de dejar fuerzas y mente en el intento.
Finalmente llegamos a la huella marcada, tras una pérdida de piolet por mi parte, y podemos avanzar con algo más de ritmo y soltura. De todos modos, nos quedan algunos tramos con nieve muy blanda por delante, llegando a invertir 5 minutos en un tramo de menos de 100 metros.
Las vistas del valle se van arreglando con el paso de las horas. El día empezaba nublado pero se despejaba poco a poco hasta quedarse muy abierto cerca del mediodía.
Al llegar a la altura de las Foyas del Ingeniero, viramos ascendiendo fuerte por una pala encajonada entre muros hacia el collado del Huerto de Acherito. Un grupo de esquiadores nos adelanta. Aunque también les cuesta lo suyo, despiertan mi más podrida envidia por la velocidad y comodidad que permite el avanzar con esos pies tan grandes.
A esta alturas voy muy cansado y me estoy incluso planteando el seguir. Mis compis me animan y les hago caso, pero contemplo la posibilidad de no hollar cima. Decidimos recortar un poco subiendo por una canal muy ancha en lugar de dar el rodeo por la subida normal. Esto le da un poco de gracia, superando una pendiente cercana a los 45º con un fondo algo más duro que lo que estábamos teniendo.
De cara a la última pala, muy venteada y dura, le decimos a Isaac que se adelante porque el va más fuerte, que nosotros seguimos poco a poco hacia arriba y según cómo se viera terminábamos o no. Al final, él se metió en la embarcada porque la parte alta estaba demasiado dura y prefirió no seguir sin los crampones así que destrepa hasta el punto donde nosotros nos hemos detenido.
Vista la hora, lo que nos queda y las fuerzas que tenemos, decidimos poner crampones para bajar esta parte más seguros y volvernos.
Llegamos a la furgo rondando el ocaso, tras casi 9 horas de actividad y teniendo que dejar el Acherito para otro momento.



DATOS DE LA RUTA:
  • Distancia: 13,45 km
  • Desnivel: 1.100 m
  • Tiempo empleado: 8:30h total | 7:15h en movimiento
  • Cimas: ninguna.
  • Material: equipo básico invernal. Imprescindible crampones y piolet. Recomendable raquetas.
  • Dificultad: moderada; el desnivel es notable y el estado de la nieve puede dificultar la marcha. Palas muy venteadas en la parte superior que pueden estar muy duras.
  • Track: en Wikiloc grabado por Isaac [ENLACE].


CROQUIS DE LA RUTA:
Plano en planta del recorrido. Recomendable la ida por donde hicimos el camino de vuelta.




FOTOS DE LA RUTA:

Bonito amanecer, un buen premio por el esfuerzo de madrugar.

Todo listo para salir. La mañana está bastante fría.

¡¡En marcha!!

En una primera mirada atrás vemos el refugio de Linza y el sugerente Txamantxoia.

Isaac buscando un camino para bajar al río.

Lo hacemos por esta cómoda pendiente.

Las curvas del río surcando la nieve.

Subimos fuerte por la margen contraria, hacia el refugio de Acherito.

Refugio de Acherito (cota 1.555 m)

El Txamantxoia reflejado en la ventana de la pequeña cabaña.

Nos metemos en el "fregao" del flanqueo.

Pendiente considerable y condiciones de nieve cambiante de polvo a dura.

De vez en cuando relajamos tensiones admirando las vistas.

Aquí vemos el camino que seguimos nosotros (naranja) y el que podíamos haber tomado por el fondo del valle (amarillo).

El frío se deja ver en las paredes umbrías.

Vista hacia las Foyas del Ingeniero.

Ya vemos las paredes de la parte baja NE del Mallo de Acherito.

Sigo el fugaz ritmo que Isaac está imponiendo.

Leve efecto maqueta para ensalzar la inmensidad que rodea a Isaac.

La pendiente empieza a crecer.

Tania tomando un respiro. Se aprecia la inclinación de la pala.

En el punto de mayor inclinación. Rondará los 45º.

Usando el piolet

Me adelanto a mis compis. El espectáculo al mirar atrás es increible.

Tania y yo vamos más cansados, así que dejamos que Isaac se adelante. Alcanzaría el grupo de piedras dispersas antes de decidir que no podía seguir sin crampones.

Objetivo no cumplido, el Acherito se resiste... pero menudas vistas.

La pareja con cara de alegría.

Evidencias de la profundidad de la nieve.



ENTRADAS RELACIONADAS:

3 comentarios:

  1. Hola Jonatan ese atajo os mato la ascensión, porque por distancia y desnivel recorridos, tendríais que haber echo cima. Ya te lo dije una vez, que a mi los atajos nunca me han gustado, de todas formas a pesar de no hacer cima, viendo las fotos la jornada fue fantástica, saludos

    ResponderEliminar
  2. Que pena el no haber llegado arriba, de todas forma seguro que disfrutasteis de lo lindo de las vistas con toda esa cantidad de nieve. Yo estuve hace unos años, pero en verano, tiene que cambiar totalmente la perspectiva.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Unas fotos preciosas y un ambiente espectacular ,una retirada a tiempo es una victoria, ya solo en flanqueo tenía su compromiso.La montaña en invierno bien sabeis que es otra cosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.