martes, 1 de mayo de 2012

Ascensión al San Lorenzo (2.272m)

A finales del año pasado, antes de que comenzase la temporada de esquí (pero en una época en la que ya debería haber comenzado) nos acercamos a ascender al techo de La Rioja, el San Lorenzo, con sus 2.272m. Según los partes, no debería de tener mucha nieve pero sí que podríamos tener que pisarla.


Muchas veces habíamos pisado sus pistas y yo ya había intentado subir hasta su cima en otra ocasión, pero el mal tiempo nos echó para atrás. Mirando las webcam de Valdezcaray se veía nieve solo en las cotas más altas y confiábamos en poder llegar a la cumbre sin ningún peligro.
No teníamos prisa ninguna y por ello dormimos en casa, conduciendo hasta el aparcamiento de la estación por la mañana.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
No madrugamos mucho, hasta el punto en que empezamos a andar pasadas las 11:00 de la mañana. Unos auténticos domingueros. Sólo queríamos un paseo en el que meter un desnivel interesante así que optamos por subir sin complicarnos mucho la vida.
Comenzamos por la pista que da acceso hasta la cafetería de la estación y continuamos directos hacia el collado Ormazal. Esto supone hacer un tramo bastante empinado que calienta bien las piernas, cosa que no nos vino mal dado que el termómetro no llegaba a 0ºC. Las pistas estaban absolutamente peladas, los cañones callados y las sillas paradas creando un ambiente de abandono un poco tétrico.
Durante toda la subida llevamos los ojos puestos en nuestro objetivo, la cima del San Lorenzo, pero solo conseguimos verlo en un par de ocasiones. Aparece constantemente asediado por la niebla, que forma una enorme boina en su cumbre.
Una vez alcanzamos el collado, viramos a la derecha, avanzando por la pista de Campos Blancos, donde ya nos vemos obligados a pisar la nieve. No es mucha y está bastante helada, aunque encontramos a un esquiador que intenta disfrutarla todo lo que puede. Se nota que la temperatura baja conforme vamos ganando altura: sobre los 1.900 m estamos ya a -2ºC.
Desde la caseta del telesilla, el camino a la cima es directo y sencillo, siempre que no encontremos hielo, en cuyo caso habrá que extremar las precauciones. En estas cotas apenas vemos 25 metros delante de nuestras narices, así que prestamos atención para no desorientarnos, algo que se da frecuentemente en esta montaña a pesar de su tremenda sencillez técnica.
No paramos mucho y emprendemos el camino de vuelta, que haremos siguiendo las pistas de esquí. Hace bastante frío y apetece bajar a Ezcaray a tomar algo sentados y calientes.


DATOS DE LA RUTA:
  • Distancia: 8,3 km
  • Desnivel: 750 m
  • Tiempo empleado: 3:00 h total | 2:30 h en movimiento
  • Cimas: San Lorenzo (2.272m)
  • Material: Nada que reseñar. Con hielo, crampones y piolet recomendables. 
  • Dificultad: Ascensión sencilla pero con fuertes pendientes. En caso de existir hielo en las cotas altas se puede tornar peligrosa.
  • Track GPS: link a Wikiloc

PLANOS Y CROQUIS:
Plano en planta con el itinerario:

http://farm8.staticflickr.com/7084/6983065216_48ef430f95_z.jpg

Perfil del itinerario:

http://farm9.staticflickr.com/8008/6983065310_88fe5f6160_b.jpg

FOTOS DE LA RUTA:

En el viaje de ida, este es el panorama.

Ya en la estación el cielo despejaba bastante, al menos en cotas bajas.

Llegando a la cota 1.530, donde realmente empiezan las pistas.

Vistazo hacia el amplio aparcamiento de Valdezcaray, que debería estar lleno en esta época.

Desde la cafetería se ve lo pelada que está la estación. La nieve está tardando en llegar esta temporada.

Nos encontramos con gente que ha subido a dar una vuelta por las pistas.

Las canalizaciones para drenaje están haciendo su trabajo.

Mirada atrás, viendo por donde hemos subido.

Y también hacia arriba, hacia la cima del San Lorenzo.

Esto es lo que se ve, una nube bien agarrada al monte.

Seguimos para arriba, con la boina puesta sobre el San Lorenzo.

Ascendemos entre el brezo hacia el collado Ormazal.

En unos 40 minutos alcanzamos el collado Ormazal.

Tenemos a esta altura, temperaturas bajo cero, que han congelado los charcos.

Comemos un plátano y seguimos rumbo al San Lorenzo.

Seguiremos el camino evidente por la pista de Campos Blancos.

Al ir subiendo nos vemos obligados a pisar nieve, de consistencia muy dura.

Las nubes sobre la cumbre propician imágenes muy bonitas.

Aunque a veces no resultan nada tentadoras.

Eva se adelanta, caminando hacia la espesa nube que rodea el San Lorenzo.

Seguimos subiendo, dejando atrás el Cabeza Parda, otro dosmil del cordal de la Demanda.

Eva con el Cabeza Parda detrás.

Ahora soy yo el que se pone en cabeza, al final de la pista de Campos Blancos.

Superada la pista, ascendemos por el cono cimero.

Con esta visibilidad, imprescindible prestar atención a los hitos.

En poco menos de hora y media (excluyendo paradas para hacer fotos) llegamos a la cima del San Lorenzo a 2.272m.

San Lorenzo a 2.272m.

Desandando lo andado por la pista de Campos Blancos.

Rápidamente recorremos el camino de bajada hacia la furgo.

Parada en Ezcaray a tomar un pincho antes de volver a Logroño.


ENTRADAS RELACIONADAS:

2 comentarios:

  1. A pesar de ser una ruta tantas veces recorrida,es un gustazo seguirla a través de vuestras buenas fotos y crónica.
    P.D. ¿No tendréis un imán?, para las nubes de esta zona...je,je.
    Saludos montañer@s.

    ResponderEliminar
  2. Para las de esta zona y para las de todas. Yo la atraigo. jajaja
    Saludos

    ResponderEliminar

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.