domingo, 27 de mayo de 2012

San Saturio y San Juan del Duero, Soria

El segundo día de nuestro fin de semana en Soria lo dedicamos a unas actividades de corte más cultural y apto para todos los públicos. Nos acercamos a Soria capital para visitar la ermita de San Saturio y el monasterio de San Juan del Duero.

Las noches en la casa rural transcurrieron entre juegos y risas. Aprovechamos la gran mesa del comedor para jugar a las cartas hasta tarde, tomando unas copas y sin parar de reírnos. La elección de la casa se convirtió en un gran acierto, por lo cómoda, lo completa y la intimidad que conseguimos para los papas y sus hijos.

  • Localidad: Herreros, Soria.
  • Alojamiento: El Rincón del Tejo (web). Casa de 8 personas + 2 apartamentos para 2 personas
  • Precio: 510€ | 12 personas (alquiler íntegro en febrero).
  • Valoración: 8/10.
  • Servicios: Jardín, terrazas, barbacoa, chimenea interior, juegos, TV, varios baños, ...

Porche con asador y mesa.

La otra terraza, con su mesa y sillas, ideal para descansar al sol.

Una de nuestras vecinas.

El domingo, sin madrugar, sin tomar prisas excesivas, pusimos rumbo a Soria, de la que nos separaba una media hora, para conocer alguno de sus rincones históricos más representativos.

ERMITA DE SAN SATURIO
La ermita del patrono de Soria, se encuentra situada al Sureste de la ciudad, al otro lado del río Duero en la conocida como ruta Machadiana. Se construyó a finales del siglo XVII, sobre una gruta cuyo acceso se cree que controlaban los templarios de San Polo.
Inicialmente los restos de San Saturio, hijo de una noble familia del siglo V y que fue canonizado por entregar todos sus bienes a los más necesitados y hacerse anacoreta, reposaban en esta cueva encima de la que fue construida la ermita, pero al construirse el edificio religioso se trasladaron al altar mayor del templo.
Construida dentro del periodo barroco, su arquitecto, Pedro de Ajín, no se prodigó con la piedra, aunque el interior cuenta con espléndidos retablos y pinturas que sí entonan más con la corriente de la época.
La iglesia es de planta octogonal muy alargada, cubierta con cúpula de ocho plementos y linterna.

Fuente y enlaces:

MONASTERIO DE SAN JUAN DEL DUERO:
Conocido también con Arcos de San Juan De Duero, son solo los restos de lo que fue un monasterio de la Orden Militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Únicamente quedan en pie la iglesia y el claustro.
La iglesia parece tener su origen en el siglo XII. Es muy sencilla, de nave única, con presbiterio y ábside. El interés se centra en los dos templetes existentes a ambos lados del presbiterio, con cúpulas esférica y cónica. Ambos apoyados sobre columnas de cuádruple fuste de capitel único y laboriosamente tallado.
Es posterior el claustro adyacente, que data del siglo XIII. Su planta no forma un cuadrilátero regular, sino que cuenta con dos lados más largos que los otros y tiene la particularidad de que cada uno de sus ángulos está construido de forma diferente. No está claro si llegó a tener techumbre, ya que las marcas halladas que así parecen indicarlo, no se manifiestan a lo largo de todo el perímetro de la arquería.

Fuente y enlaces:


PLANOS Y CROQUIS:
 Plano de situación con los lugares visitados:



FOTOS DE LA VISITA:

Claras indicaciones hacia San Saturio a la orilla del Duero.

Vamos avanzando hacia la ermita.

Puente de Hierro sobre el Duero. En 1996 quedó fuera de servicio para la explotación ferroviaria.

Estado de conservación de la superestructura.

Vistas hacia San Saturio desde el paseo.

Posamos con el río de fondo.

Ermita de San Saturio.

Levantada sobre una antigua cueva.

Cristalera en la entrada a la cueva.

Busto con la imagen de San Saturio.

Detalle de la cúpula (y la linterna) con frescos representando santos ermitaños.

Vista de la cueva de entrada, mientras bajamos por las escaleras de salida.

Monasterio de San Juan del Duero.

Las chicas posando en el centro del claustro.

Jugando con los arcos.

Arcos del cuadrante NE del claustro.

Luces y sombras en los bonitos arcos de la esquina SE.

Detalle de uno de los capiteles del templete izquierdo.


ENTRADAS RELACIONADAS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.