viernes, 11 de enero de 2013

Arista E a Peña Alta


La víspera de Reyes, aprovechando el largo anticiclón que persistía sobre nuestra geografía, decidimos salir al monte. En principio una ruta fácil, ya que mis acompañantes habían salido la noche anterior o había trabajado y venían "de empalmada".
Para no desplazarnos mucho, hacer rápido y contar con algo de ambiente en la salida, elegimos la ascensión a Peña Alta, saliendo desde Meano.

DESCRIPCION DE LA RUTA:
Dejamos el coche en el pueblo de Meano, donde aprovechamos para comprar pan (tienen el mejor pan que he probado nunca) y una rastra de chorizo para almorzar en la panadería Domaica.
Salimos hacia el Este, en busca de una manera de alcanzar la arista de la sierra. Primero por pista y luego atravesando un pequeño prado, salvamos los primero metros de desnivel rápidamente. En unos pocos minutos hemos alcanzado la entalladura del Puerto Viejo de La Aldea, antiguo paso de uno a otro lado de la sierra.
Continuamos llevando a partir de ahora siempre dirección Oeste y nos encontramos con un pequeño refugio de cazadores. Seguiremos el camino, alternando tramos de sendero fácil, más o menos comidos por la vegetación, con pequeñas y fáciles trepadas, con bastante ambiente hacia el Sur.
Pasaremos por delante de La Aguja o Monolito de Meano, pequeña escuela de escalada de interés local, aunque sumamente divertida para niveles bajos-medios. También caminaremos por encima de los finales de algunas vías que tienen lugar en la pared de Peña Alta.
El acceso a la cima es el punto más delicado, si no se tiene costumbre de escalar o para personas con vértigo. Una pequeña trepada (I), nos deja en disposición de alcanzar la cima unos metros más adelante.

La cima de Peña Alta (1.245m), al igual que la mayoría de las cimas de la sierra de Cantabria, es un mirador de excepción. Vistas hacia La Rioja, Álava y Navarra.. y que se extienden hasta el San Lorenzo, Urbión, Moncayo, Gorbea, Anboto e, incluso, los Pirineos.

Para descender, optamos por cerrar una circular, emprendiendo el camino hacia el Payo Redondo y dejando la arista en un punto en el que, debidamente marcado con hitos, baja un sendero hacia el Norte. Una senda débilmente dibujada y con una gran pendiente, que nos obliga a echar la mano y el culo al suelo en un par de ocasiones.
La traza baja hasta enganchar con el PR que lleva hacia el León Dormido. Perdemos unos 350 metros de altura en poco menos de un kilómetro, que sumado a lo resbaladizo del terreno, se convirtió en una dura prueba para la vuelta de Eva a la actividad tras su gastroenteritis.
Una vez ganamos el bosque, simplemente nos queda seguir el PR hacia el Este, cruzando la carretera en un par de ocasiones, para volver a cruzar a la vertiente Sur de la sierra por el Puerto Viejo. La bajada a Meano la haremos por el mismo camino.


DATOS DE LA RUTA:
  • Distancia: 8,8 kilómetros
  • Desnivel: 735 m
  • Tiempo empleado: 4:30 horas || 3:30 horas en movimiento
  • Cimas: Peña Alta.
  • Material: Nada reseñable. En una visita anterior, practicamos el manejo de cuerdas, llevando y usando material de escalada clásica..

PLANOS Y CROQUIS:
Plano en planta del recorrido:


Perfil del recorrido:



FOTOS DE LA RUTA:

Salimos desde el pueblo de Meano.

Comienzos por pista al Sur de la sierra, con vistas a la arista que recorreremos enseguida.

Pronto decidimos acortar campo a través para salvar el desnivel hacia la cresta más rápidamente.

De esta forma alcanzamos el Puerto Viejo de La Aldea, pequeña entalladura en la roca que se usó durante mucho tiempo para cruzar de un lado a otro de la sierra.

Cabaña en el inicio del recorrido hacia la arista.

Hay tramos llanos y sencillos en el comienzo de la arista.

Aunque a veces se cubre de vegetación y hay que jabalinear un poco.

Y enseguida empieza el baile de agachar el riñón y usar las manos como apoyo.

Vemos La Aguja o Monolito de Meano desde lo alto. Buenos ratos escalando hemos pasado en ella.

En ocasiones hay que abrirse paso entre los arbustos, casi a machetazos.

Buen día para echarse al monte.

Nuevamente toca agachar el lomo un poco en busca de un poco de confianza.

Eva posa dando la espalda a la sierra de Toloño.

Esto es lo que nos queda por delante. Vemos otro grupo, que avanza por delante de nosotros.

Continuos tramos de pendiente elevada.

En el tramo más afilado, Guillermo en cabeza.

Carlos y Eva nos siguen de cerca.

Incluso sin ofrecer dificultades, el recorrido por la arista E de Peña Alta es impresionante.

Un pequeño receso para disfrutar de las vistas.

El trayecto es siempre entretenido, independientemente de la dificultad.

Eva, de nuevo trepando.

Esta era la línea más expuesta del trayecto, con más de 150 metros de caída a nuestra izquierda.

A este no parecía importarle la altura.

Felicidad.

El acceso a la cima pasa por este tramo de grado I. Sin grandes dificultades pero con mucho patio a los lados y, además, entorpecido por el viento NO.

Últimos metros.

Cima de Peña Alta, 1.245m.

Impresionante mirador de los techos de varias provincias.

Incluso los Pirineos aparecen al fondo.

Guiller sentado plácidamente, con el cortado a su espalda. Buen día para tomar el sol.

En este punto comienza el descenso hacia la cara Norte. Hay un par de hitos señalándolo.

Es una bajada empinada, húmeda y llena de obstáculos. Eva sufrirá mucho en su vuelta a la actividad.

Llegando al PR que va hacia el monte Lapoblación o León Dormido.

Regreso a Meano por terreno cómodo.

Cruzamos la carretera del puerto. Una tiradita y nos plantamos en casa.

Así vemos desde la furgo, lo pateado esta mañana.



ENTRADAS RELACIONADAS:

9 comentarios:

  1. Feliz año, me ha gustado mucho la ruta, sobre todo el tramo final de la arista, sin duda un buen regalo de reyes. Por cierto, si no pasa nada, a finales de este mes, estaré por la rioja, ¿me puedes recomendar alguna ruta guapa, y que no se muy larga?, saludos

    ResponderEliminar
  2. Buena ruta, si señor, y preciosas fotos, tiene que ser muy bonita de hacer, me la apunto para algún día sin bici. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  3. Eduardo, si me dices por dónde te vas a mover y cuánto tiempo tienes te digo algo. Si quieres pásame tu correo.

    Alb, gracias. Esta no te la recomiendo en bici... aunque tú capaz, jejeje.

    Saludos a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Sierra Cantabria nunca defrauda ,menudo día y ¡vaya! vistas y fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Una ruta preciosa, nosotros estuvimos el año pasado y me gusto un monton.
    El reportaje muy bonito.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Bonita vuelta...¿y para cuándo la arista Oeste?. Venga, que no se diga!! ;-)
    Un saludo, por cierto, ya te ví en las fotos subiendo al San Lorenzo con mi colega Javi...¡Qué pequeño es...Logroño!! :-)

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por los comentarios.

    Ángel, ganas tengo de hacerla de lado a lado, tengo tu entrada como referencia. Ya ves, en este pueblo "los amigos de mis amigos son tus amigos" jajaja.

    Saludos

    ResponderEliminar

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.