lunes, 5 de noviembre de 2012

Escalada en Peñartea

Aprovechando las cálidas temperaturas del septiembre pasado, volvimos a la escuela de Peñartea, Eva, Hector y yo. La intención era hacer un par de vías sencillas para calentar y hacer una vía de un par de largos entre los tres.


DESCRIPCIÓN DE LA JORNADA:
Llegamos sin prisa para escapar del sofocante calor que hacía al sol aquella mañana. No queríamos hacer muchas vías, sino entrenar con los largos y no necesitábamos apurar el tiempo.
Comenzamos en el sector La Y, con un par de rutas que ya conocíamos y que no nos gustan nada:
  1. La normal, 4c: dividida en 2 secciones separadas por una repisa. Inicio duro que quizá pida algo más de grado y una parte final sucia y muy de cabeza.
  2. Vía sin nombre, 5b: muy parecida a la anterior pero con menos canto.
Están bien chapadas pero dan aspecto de más grado y están muy expuestas al viento (como comprobamos en una ocasión anterior). Nos desencantamos un poco y bajamos a hacer tiempo comiendo hasta que entrara la sombra en nuestra próxima vía.
Se produjo el momento cómico de la jornada, cuando saqué lo que había elegido como menú para Eva y para mi: queso con pan. Quedó demostrado que el queso no se aceptaba como plato único.
Cuando empezó a dejar de incidir el astro rey en la pared que nos interesaba, movimos nuestras cosas hacia allí, el sector La Placa. Está enfrente del muro en el que habíamos estado por la mañana y la aproximación es muy corta.
Con un pie de vías razonablemente cómodo, dejamos las mochilas y elegimos la vía en la que gastar fuerzas y conocimientos. Para no liarnos demasiado en el grado, seleccionamos de la guía la Tascón, con 2 largos de 5a y 50 metros de desnivel.
Fui el afortunado escalador que haría de primero el primer largo. Son unos 35 metros en su mayor parte tumbados y con buenos agarres, salvo una pequeña barriguita hacia la mitad del largo con un auténtico paso de confianza y adherencia. Me costó pero salió y me pareció muy bonito y divertido.
Monté la reunión y aseguré a mis compis que subieron de uno en uno, mucho más rápido que yo (Eva quizá aliviada al dejar abajo a la abeja que le estaba dando guerra).
La R1 no es muy cómoda, aunque se puede montar otra justo al lado aprovechando material de la vía adyacente. Enseguida salí hacia arriba a recorrer los 15 metros escasos del 2º largo que resulta mucho más fácil que el anterior. Allí, en la R2, sí que entramos de manera más cómoda.
Nos retratamos contentos con nuestra 2ª vía de largos y primera para Hector. Las vistas, salvando el manchón que supone la cantera, son muy bonitas desde lo alto.
Rapelamos los dos largos con calma, practicando con los nudos de autoseguro, y en apenas 15 minutos hemos vuelto a nivel de suelo.
Antes de que la lluvia nos obligase a recoger apresuradamente y salir corriendo, probamos con otra vía del mismo sector, para meter unos pocos metros más de trepada en el cuerpo.


DATOS DEL SECTOR LA PLACA:
  • Escuela / Sector: Peñartea / La Placa
  • Nº de vías: 12
  • Dificultades: 4a a 5c 
  • Roca: Caliza de muy buena calidad. Pared tumbada.
  • Equipamiento: Parabolts y químicos || Reuniones con mosquetón en vías de un largo; 2 químicos y argolla en las de varios largos
  • Orientación: Este, expuesta al viento
  • Agua / Servicios: En Tiebas hay fuente, pero para cosas más específicas habrá que ir a Pamplona o Noain.
  • Acceso: Desde Pamplona por la AP-15 o desde Puente la Reina por la NA-601, ir hacia las canteras de UNCONA. Tras pasar bajo la autovía, en la rotonda salir en la primera salida. Nada más pasar la central eléctrica, girar a la izquierda por una pista y avanzar unos 500 metros hasta la zona de aparcamiento.


PLANOS Y CROQUIS DE PEÑARTEA:
Situación de Peñartea.


Croquis de las vías hechas en el sector La Y.


Croquís de la vía Tascón, en el sector La Placa.



FOTOS DE LAS VÍAS:

Hector tras el raro inicio de la vía normal en La Y.

Después de la gran repisa, otro corto tramo de placa.

Llega a mi lado en la reunión de la vía normal, por un tramo feo y roto.

Eva, también probó este cuarto.

Aquí se ve la sección final, con cierto ambiente a su derecha.

Yo en la segunda pared del 5b, con agarres bastante incómodos.

Salgo en el primer largo de la vía Tascón, en el sector La Placa.

Pared inclinada en toda su longitud.

Primeros metros fáciles, con mucho canto y buena adherencia.

En ese punto la pared se empina y hay que fiarse de los pies casi sin agarres de manos.

Hector ya ha subido y Eva cierra la cordada.

Estamos ya a 30 metros del suelo.

En los últimos pasos es todo apoyos y adherencia.

¡R1!.

No sacamos muchas fotos del segundo largo.

Ya en la R2, Hector me retrata recogiendo cuerda a Eva.

Reuniones perfectamente equipadas.

Eva, finaliza este corto y sencillo largo.

Felices en la foto de cima.

Nudo de autoseguro para el rapel.

Empezando a bajar hacia la R1.

Turno de Hector, con soltura.



ENTRADAS RELACIONADAS:

2 comentarios:

  1. Aupa, ese paso de confianza y adherencia es la leche jajaja, yo por mas que repita la via siempre me pego ahi un rato jeje
    un saludo

    ResponderEliminar
  2. La verdad que hay que pensarlo un poco si no estás acostumbrado. A ver si la próxima vez sale más fluído jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.