miércoles, 12 de diciembre de 2012

Invernal al San Lorenzo, cara Norte


Como hicimos a principios de año, afrontamos la ascensión invernal por la cara Norte del San Lorenzo, para practicar con el manejo de crampones y piolets. Nos sumamos a un grupo de amigos que iban a hacerlo como calentamiento con el material para subir al Toubkal unos días después.



DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
Tenemos intención de repetir la ascensión del año pasado, aprovechando las pistas para alcanzar la cara Norte del cono cimero. Salimos desde el parking todos juntos, pasadas las 12:00 del mediodía por un leve incidente en Ezcaray.
Caminamos por el margen de las pistas de Rehoyo y Colocobia, respetando el descenso de los esquiadores que hacen uso de las mismas. La nieve es muy abundante y esta suelta, haciendo bastante pesado el avance incluso en estas cotas bajas.
A partir de los 1.800 metros la visibilidad es de unos 20 metros. Ya en la parte baja de Colocobia, vemos como han recogido a un par de chicas que se habían desorientado en la niebla mientras hacían raquetas.
Intentamos recordar los pasos que dimos el año pasado, ya que el GPS va gastando pares de pilas (que iban a medio cargar) y preferimos dejar el último par, para un caso de emergencia. Creemos que abandonamos la pista de Colocobia en el mismo punto, pero haciendo un recorrido ligeramente distinto.
Superamos unos resaltes muy sencillos, mientras subimos haciendo giros para intentar colocarnos en la base de la canal que ya hicimos. Finalmente salimos un poco más a la derecha pero reconocemos las rocas (nos pareció reconocer, sería la expresión adecuada) y llegamos al inicio de la misma.
En este punto la mayoría nos ponemos crampones y Eva y yo incluso nos encordamos. Ella se sentía más cómoda así, y nos viene bien para probar con ello.
El resalte está mucho más pelado que el año anterior y, tras el paso de otras 5 personas, hay que sacarlo en mixto. Para mi fue el punto más difícil de la mañana.
La sección siguiente, de menor inclinación, tenía mucha acumulación de nieve, llegándonos a veces hasta la cintura. Nuestro avance fue lento y duro, hasta el punto en el que el año pasado hacíamos un pequeño flanqueo horizontal hacia la salida a la arista. No lo vimos claro, mucha piedra y demasiada inclinación para meternos allí sin ver lo que venía por arriba, así que nos desviamos hacia la derecha, en busca de un punto de acceso a la divisoria más fácil y seguro.
Una vez alcanzamos esa pala de acceso a la cima, Eva y yo nos desencordamos. Avanzamos el grupo completo de seguido, soportando el intenso y frío viento Norte que nos azota la cara. Nos desplazamos casi a ciegas, sin GPS, guiados por los recuerdos y el sentido común, que nos dice que mientras ascendamos, vamos en la dirección correcta.
Más rápido de lo que esperaba pero con bastante sufrimiento (al menos yo, que ando encorvado por culpa de la cuerda atada al anillo ventral del arnés) alcanzamos la cima del San Lorenzo, a 2.272 metros. El viento pega aún más fuerte allí arriba y la sensación térmica es peor. Nos refugiamos en la caseta, tras la foto de rigor, que se encuentra bastante a resguardo ese día. Pero a pesar de lo bien que se está y lo bien que sienta comer y beber, debemos ponernos en marcha rápido, para evitar que nos pille la noche bajando.
El primer tramo de descenso es bastante duro, con el viento castigando nuestras caras, pero a mitad de bajada, vemos la estación entre las nubes y esto hace que veamos el final más cerca. Los 3 que bajaban esquiando lo tuvieron un poco más complejo y llegaron cerca de las 18:00, cuando ya empezaba a oscurecer.
Un buen día de montaña, que ni siquiera los personajes que se cruzaron en nuestro camino pudieron eclipsar.


DATOS DE LA RUTA:
  • Distancia: 7,7 km | Corredor de 250 m
  • Desnivel: 820 m
  • Tiempo empleado: 5:30 h total
  • Cimas: San Lorenzo (2.272m)
  • Material: Crampones y piolets. Cuerda de 30 m, friends y tornillos de hielo, dependiendo de las condiciones de la nieve
  • Dificultad: Solo en el tramo del corredor de la cara Norte se encuentran pendientes rondando los 45º y un pequeño resalte que puede estar cubierto según la nieve acumulada.
  • Track GPS: enlace a Wikiloc (el del año pasado).

PLANOS Y CROQUIS:
Procedentes de la entrada publicada en abril de 2012, que hicimos la misma ruta salvo el ascenso al Cabeza Parda.
Plano en planta con el itinerario


Ascenso cara Norte San Lorenzo.


El corredor más de cerca.



FOTOS DE LA RUTA:

Salimos del aparcamiento, completamente ataviados para la ascensión.

Primeros pasos por la nieve en las pistas más bajas. Está perfecta para un día de esquí.

Buscamos los bordes de las pistas. Además de menos molestia para los esquiadores, resultan más entretenidos.

Roberto, con los esquíes "a la chepa", recorre el filo de la pista.

La visibilidad empieza a ser más reducida conforme vamos subiendo lentamente.


Foto del grupo a mitad de camino hacia la cumbre del San Lorenzo.

Paso tranquilo pero continuado hacia el punto en el que abandonar las pistas.

Por fin llegamos a las palas de nieve sin pisar, con tramos más verticales y mucho más divertidos.

Abraham en detalle, en un tramo en el que hay que echar las manos y hacer un pequeño flanqueo horizontal.

Aquí se ve la trepada del inicio.

Una imagen con la sección entera, trepada al inicio y zetas para salir por arriba.

Muy difícil orientarse con esta niebla sin el GPS. La nieve blanda ralentizaba la marcha.

Por fin encontramos el corredor. Miguel espera justo debajo del paso clave, en el que tuvimos que tirar de piolet para poder salir hacia arriba.

Eva y yo nos encordamos antes de entrar.

Un ensamble corto para acercarnos. No hay fotos del paso, en el que era más sensato asegurar que tirar de cámara.

Hacia arriba, palas de nieve blanda y pesada en busca de la divisoria de aguas.

Hundirse solo hasta las rodillas era un descanso.

Caras de frío.

El ascenso por la última pala fue frío y lento, pero llegamos arriba.


Fotos de cima. San Lorenzo, techo de La Rioja, a 2.272m.

Durante el descenso, tras una parte de frío y viento, por fin salimos de las nubes.

Cambio de ánimo al poder ver el camino.

Bajando por Campos Blancos a buen ritmo.

Llegando a la cafetería, andando por pistas ya vacías. La estación ya había cerrado.

Últimos 300 metros, preguntándonos dónde estarán los que bajan esquiando.



ENTRADAS RELACIONADAS:

7 comentarios:

  1. Buen día de nieve, una pena el tiempo, aunque algunas fotos con esa niebla también son muy chulas y se ve la dificultad y el esfuerzo, tuvo que tener su tema...

    ResponderEliminar
  2. Impresionante el San Lorenzo, vaya excursion mas guapa
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Un día desapacible,frio,fuerte viento,nieve blanda,mixto,niebla ,cima ,descenso ,cansancio en el coche o refugio y mucha satisfacción... En resumen,eso es el montañísmo invernal.
    Saludos montañer@s.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todos.
    Como bien dice CHEBACA, ese sufrimiento es el que le aporta gracia al montañismo invernal. ¡¡Y que vengan muchas más!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy chula la subida!!!! Según subía al San Lorenzo el otro día le echaba un ojo al corredor que habeis subido. Muy alpino.

    ResponderEliminar
  6. Que mono tengo de nieve, y yo aqui con diez días de fiestas, y todos en casa malo, que mala suerte. Tengo que acercarme por esa zona que desde Zaragoza no cae tan lejos, y la próxima vez mira a ver si llevais las pilas del gps a tope, que en estos sitios es donde se necesita, Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gracias a los dos.
    Eduardo, lo tienes "a tiro de piedra". Pégate una escapadita, que seguro lo disfrutas.
    Saludos

    ResponderEliminar

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.